Inicio Iglesias Las Hermanas Salvatorianas educan a los cristianos en Pakistán para que sus...

Las Hermanas Salvatorianas educan a los cristianos en Pakistán para que sus vidas cambien

268
0

En #Pakistán la educación es un lujo al que los cristianos no pueden acceder. Nosotros apoyamos a las Hnas. Salvatorianas para que sigan con su labor por la educación de los más necesitados.

› “Nosotras, las Hermanas Salvatorianas, hemos respondido a estas necesidades dando prioridad a los niños, jóvenes y mujeres”

Cuatro Hermanas Salvatorianas devuelven a los cristianos de Pakistán la esperanza de un futuro mejor.  Desde su llegada a ese país en 1997 procedentes de Sri Lanka ellas apoyan la vida y la fe a los cristianos paquistaníes. Estas religiosas sirven también en la diócesis de Lahore, en primer lugar en la educación formal e informal de mujeres y niños.

“Nosotras, las Hermanas Salvatorianas, hemos respondido a estas necesidades dando prioridad a los niños, jóvenes y mujeres que están desprovistos de sus derechos y necesidades”, cuentan las religiosas.

El convento se encuentra en Youhanabad, a 17 km al sur del centro de Lahore donde vive la comunidad cristiana más grande de Pakistán, con 10.000 familias. Otro de los problemas que enfrentan es la educación, especialmente las mujeres y los niños muchos de ellos permanecen analfabetos porque no pueden pagar las tasas escolares. Pero sin educación y formación no hay cambio posible o mejoras para su vida.

Convento de las Hermanas Salvatorianas en Yohannabad

Para que sus vidas cambien necesitan recibir la educación y formación adecuadas. El edificio provisto por la Archidiócesis de Lahore, es precisamente el sitio donde los jóvenes encuentran la oportunidad de aprender alguna habilidad laboral para que se ganen la vida, a la vez que son un apoyo para sus familias.

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha colaborado en la reconstrución de este convento en Youhanabad. La Hermana Nita lo agradece con estas palabras: “Realmente agradecemos a Ayuda a la Iglesia Necesitada, a los donadores  y benefactores, quienes han contribuido con generosidad a levantar nuestra misión, así como a las personas de buena voluntad. El edificio  ya estaba arruinado y no era posible utilizarlo, ahora con la renovación es posible levantar el edificio apropiadamente para ayudar a niños, mujeres y jóvenes  de Yohannabad”