Golpe de calor: Qué hacer y cómo prevenirlo

Golpe de calor: Qué hacer y cómo prevenirlo

102
0
Compartir

Las altas temperaturas que se presentan a esta altura del año nos obligan a tomar precauciones y actuar adecuadamente en el caso de que alguien de nuestro entorno sufra los efectos del golpe de calor o agotamiento por calor.

La Médica especialista en Medicina General y Familiar perteneciente al Servicio de Medicina Familiar del CARF, Dra. Ema Ferrero, aconsejó prestar especial atención ante aquellos síntomas como “la sudoración excesiva, la piel pálida y fresca, sensación de calor sofocante, sed intensa y sequedad en la boca. También el agotamiento, cansancio y debilidad. En los niños más pequeños hay irritabilidad, llanto inconsolable y en los adultos también se presenta con desorientación”.

Asimismo la profesional indicó que “en los bebés también es muy frecuente ver la piel muy irritada con pequeñas erupciones rojas por el sudor, tanto en el cuello como en el pecho, las axilas, los pliegues del codo y la zona del pañal”.

“En esos casos lo que hay que hacer tanto en los adultos como en los niños es ofrecerles agua, mejor si puede ser agua con sal, se prepara media cucharadita de sal en un litro de agua. En el caso de los lactantes hay que ofrecerles el pecho más seguido, trasladarlos a un lugar ventilado, si es posible con aire acondicionado, ducharlos o mojarlos en todo el cuerpo con agua fresca, transmitir tranquilidad y ponerlos a descansar. Y si hace mucho calor y tenemos que salir, hay que protegerlos con ropa holgada, liviana, de algodón, colores claros y si se puede, desvestirlos” agregó.

Y continuó: “Cuando tenemos esos síntomas, luego que hemos logrado tranquilizarlos tenemos que consultar al centro de salud más cercano, con su médico de familia o con el pediatra. Hay que tratar de evitar por completo la exposición al sol en los menores de un año, ni aunque estén debajo de un árbol o en la sombra, porque también pasan los rayos ultravioletas. Además, si vamos a estar al sol, usar protección solar, siempre mayor a 30 y aplicarlo 30 minutos antes”.

“Evitar la exposición al sol desde las 10 hasta las 16 ó 17. En los adultos hay que tratar que permanezcan en lugares frescos, que consuman más frutas, verduras, controlar el consumo de líquidos, sin esperar a que tengan sed y evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas porque eso disminuye la sensación de sed. Aunque tanto el niño como el adulto no pidan agua hay que ofrecerles constantemente”, finalizó.

  • ESCRITO POR  PRENSA MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA