Extracción de leche materna

Extracción de leche materna

137
0
Compartir

La necesidad de vaciar los pechos depende de cada madre, cada hijo y cada circunstancia. Extraerse la leche requiere práctica y su efectividad tiende a aumentar con el tiempo.

La necesidad de vaciar los pechos depende de cada madre, cada hijo y cada circunstancia. Hay muchas madres que no estarán separadas nunca de sus hijos más de dos o tres horas, y otras nunca tendrán una “subida de la leche” tan fuerte que les cause molestia. Pero para aquellos casos, tanto de repetición, como sería un bebé prematuro o la incorporación al mundo laboral, como ocasionales, como una ingurgitación o una separación puntual, es probable que la madre que amamanta a su hijo, se encuentre con la necesidad de extraerse la leche.

Extraerse la leche, ya sea manualmente o con la ayuda de un sacaleche, requiere práctica y su efectividad tiende a aumentar con el tiempo. La visualización del bebé, su foto o una prenda con su olor pueden ayudar.
También puede ser útil la aplicación de compresas húmedas y tibias y masajes suaves.

Pasos para la extracción manual de la leche materna

  1. Lávese las manos.
  2. Masajee la mama desde la periferia a la areola para estimular el reflejo de eyección láctea. No es necesario frotar.
  3. Comprima detrás de la areola para vaciar los senos galactóforos haciendo pinza entre el pulgar y el resto de los dedos, fijando la mama contra la parrilla costal con la otra mano.
  4. Mueva los dedos hacia adelante.
  5. De esta manera empieza a salir la leche que debe ser recogida en un recipiente plástico, limpio y con tapa hermética.
  6. Cambie el sentido de la compresión para abarcar todos los cuadrantes.

Requiere práctica, habilidad y coordinación, pero con la experiencia, cada vez es más fácil. Cada sesión puede durar 20 a 30 minutos y puede ser tan rápida como con el uso del sacaleche. Es muy útil en aquellos casos en que el pezón se encuentra irritado ya que es el único que no tironea del mismo. La madre regula con sus movimientos la presión sobre el pecho

Extracción con sacaleche

Normalmente la extracción manual requiere bastante práctica antes de poder sacar mucha cantidad de leche, aunque algunas madres la prefieren puesto que les parece más natural y les ayuda a estimular los pechos. Por otro lado, es probable que algunas madres no sean lo suficientemente hábiles o no tengan la fuerza o coordinación manuales para realizarla, o que simplemente les parezca demasiado cansador. Existen diferentes tipos de sacaleche que seleccionará la mamá dependiendo de sus necesidades específicas: sacaleche común, sacaleche tipo jeringa, sacaleche con bombeo manual, sacaleche con bombeo a pila o batería

Recipientes para la recolección y conservación

La leche extraída debe recolectarse en un recipiente estéril manteniéndola en un lugar fresco hasta su administración. Los frascos pueden ser de vidrio o de un material plástico duro admisible para la conservación de alimentos. No deberían usarse recipientes plásticos no destinados a la alimentación (ej. Frascos para urocultivo)

Formas de conservación de la leche materna

La leche extraída debe guardarse en un envase cerrado con su tapa hermética en un lugar fresco hasta su administración. Debe etiquetarse con el día y la hora de la extracción.

  • Leche materna recién obtenida: Si se mantuvo a temperatura ambiente de 25º C debe administrarse dentro de las 4 horas de haber sido extraída.
  • Leche materna refrigerada a una temperatura de 0º C a 4º C: se recomienda su administración en las próximas 24 a 48 horas.
  • Leche materna congelada: (si la leche ha estado refrigerada durante más de 24 a 48 horas, ya no puede ser congelada). Los plazos para poder administrarla dependen del tipo de congelador empleado: congelador dentro del refrigerador: 2 a 4 semanas, congelador es parte de la heladera con una puerta separada: 3 a 4 meses, en freezer independiente a- 20ºC: 6 meses o más.
Por: Dra. Gabriela Malosch. Neonatóloga (MP 3732)