Inicio Religión Policía cubana impide que evangélicos ayuden a víctimas del tornado

Policía cubana impide que evangélicos ayuden a víctimas del tornado

108
0
Cuba tras el paso del tornado

Les impidieron seguir repartiendo comida porque podrían “crear una ‘contingencia’ en la población, al no tener para darle a todos”

Luego del poderoso fenómeno meteorológico que azotó la capital cubana muchas han sido las personas que generosamente han salido a la calle con la sola idea ayudar a los afectados, en especial los cubanos evangélicos. Pero una parte de los ayudadores han sido amenazados, retenidos e intimidados por las autoridades.

Uno de los ejemplos más insólitos del que se ha tenido conocimiento es el caso de los miembros de la Iglesia Bautista de Regla, quien luego de haber cocinado comida para repartirla gratuitamente entre los damnificados y salir a las calles fueron retenidos por la policía.

“Las autoridades no dejan repartir ayuda a los damnificados. Oren para que se pueda seguir ayudando… En espera de su permiso o denegación”, expresó el pasto bautista Jorge Duque a través de su cuenta de Facebook.

Joel Moreno

30 de enero a las 19:21 · 

Desde Cuba han informado.

¡Prohibido repartir alimentos y ayudas! La policía prohíbe a los hermanos de Regla repartir alimentos a los hermanos hambrientos. Increíble para el mundo, pero no para los que conocemos a nuestras «autoproclamadas» autoridades.
Las iglesias llevan tres días repartiendo comida y otras ayudas. Hoy llevamos varias ayudas a Regla, ellos ya tenía listas varias cajas plásticas con arroz amarillo con carnes, boniato y otros alimentos. Al poco rato nos llaman que al llevarlos a repartir la policía no se los permitía. 
Nosotros llevamos a la iglesia Bautista de Regla unas 100 cajas de arroz vitaminado, unos 15 colchones, cajas de poyo, galones de aceite y otras cosas. Ellos están elaborando hipoclorito de sodio con una planta para potabilizar el agua.
La situación es crítica en muchos lugares. Se necesita ayuda. Mientras tanto el gobierno hace marchas de antorchas, se auto elogia por la televisión y le vendió anoche comida elaborada al pueblo en las calles, y obstaculiza las iglesias que ayudan. 
Anécdota: Mientras descargarbamos la ayuda en Regla pasó pasó por la callé una camioneta del gobierno con autoparlantes «animando revolucionariamente» al pueblo: «reglanos no se rindan la revolución está con ustedes, no se rindan, por la Habana Lo Más Grande», etc. Una mujer que nos miraba descargar alimentos, cuando pasó la camioneta de los autoparlantes, nos miró y abriendo grande los ojos dijo: «sin palabras»

Otra experiencia similar la vivió una parte del alto mando de la Liga Evangélica de Cuba, quienes en la noche del 28 de enero salieron a las calles en un auto para repartir las donaciones recaudadas y se llevaron una ingrata sorpresa.

“Una patrulla de Policía nos detuvo, los patrulleros llamaron a un oficial superior y, cuando no se presentó, le explicamos quiénes éramos y nuestra intención de ayudar (…) Se negó a darnos permiso para seguir repartiendo comida alegando que podríamos crear una ‘contingencia’ en la población, al no tener para darle a todos”, contó uno de los miembros de este grupo.

“Las personas quieren apoyar al prójimo, pero llevar la ayuda uno mismo tiene un valor grande porque ves los ojos, tocas las manos y abrazas con tu gesto al necesitado”, comentó el reverendo Jorge Quintana, de la Iglesia Evangélica Independiente.

También se han denunciado obstáculos políticos en los últimos días por muchos cubanos. Otro de los casos más alarmantes fue el de Zenaida Romeu, quien junto a la Camerata Romeu resultó expulsada del Municipio Regla por la gobernadora local y miembros del Ministerio del Interior.