En el inicio de clases, Amnistía Internacional exige Educación Sexual en la...

En el inicio de clases, Amnistía Internacional exige Educación Sexual en la Escuela Ya

19
0
Compartir

Influencers, periodistas, actrices y diferentes personalidades se suman hoy a la campaña de Amnistía Internacional para exigir la implementación de la ley de educación sexual integral (ESI) en todo el país.

Para sumarse a esta campaña, Amnistía Internacional propone compartir en redes el hashtag #ESIenLaEscuelaYA acompañado de piezas diseñadas para redes sociales que pueden descargarse del sitio web https://amnistia.org.ar/esiya/. Allí hay, además, disponible información clave sobre la ESI.

“Con la frase ‘No la cuelguen con la ESI’ hacemos referencia a la urgencia de implementar la ley de educación sexual y usamos la imagen de la percha porque es un símbolo que representa a los abortos clandestinos. Con más información los jóvenes tienen más posibilidades de decidir y evitar embarazos no deseados”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

El rap de la ESI
“Queremos ESI en la escuela para empoderar, porque ahora aprendemos en cualquier lugar” dice parte del rap que jóvenes de Amnistía Internacional escribieron e interpretan. 

A pesar de que hace más de 13 años que la ley está vigente, 8 de cada 10 estudiantes dijeron que no reciben educación sexual en sus escuelas

“En un país donde 7 de cada 10 embarazos adolescentes no son intencionales, la educación es central. La ESI es un derecho clave para que niños, niñas y adolescentes puedan tomar decisiones libres e informadas sobre su salud, su cuerpo y su sexualidad”, agregó Mariela Belski. 

La ESI les permite a los jóvenes tener información para prevenir situaciones de abuso, cuidar su intimidad, respetar la diversidad y conocer sobre métodos anticonceptivos e infecciones de transmisión sexual.

El comienzo de clases es un momento fundamental para recordar a las autoridades la obligación de implementar efectivamente la ESI, ley nacional que fue aprobada en el 2006.