OCDH exige liberación de pastores encarcelados en Cuba

OCDH exige liberación de pastores encarcelados en Cuba

26
0
Compartir
La pareja pastoral y sus hijos

Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena encarcelación de pareja pastoral por educar a sus hijos en casa.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) condenó este miércoles el encarcelamiento de dos pastores evangélicos en Guantánamo, Cuba, y exigió su “liberación inmediata”.

Los esposos Ramón Rigal y Ayda Expósito fueron condenados a dos años y uno y medio, respectivamente, por supuestamente actuar “contra el normal desarrollo del niño, asociación ilícita y asociación de delinquir” por tratar de educar a sus hijos en casa y no como el modelo que obliga Cuba, según señala el OCDH.

La organización señala que defiende “el derecho natural de los padres a escoger el tipo de educación que quieren para sus hijos” y subraya que los dos encarcelados buscaban educar a sus hijos en casa “para evitar el adoctrinamiento político del sistema educativo” del país.

“En el totalitarismo cubano, los niños son formados con criterios de culto a la personalidad de Fidel y Raúl Castro, y los planes formativos incluyen asignaturas políticas e incluso entrenamiento militar”, afirmó el director ejecutivo del OCDH, Alejandro González.

“Condenamos la farsa judicial, la severidad de la condena y exigimos su inmediata liberación”, añadió González.

Los pastores Ramón y Ayda ganaron notoriedad cuando enfrentaron un juicio, por reclamar su derecho al “homeschooling” o enseñanza en el hogar de su hija mayor, Ruth. Esta práctica, común en países de Europa y Estados Unidos, está prohibida en Cuba, donde el sistema de enseñanza unitario está bajo control del Partido Comunista.

Amenazan con arrebatar a los niños

Según información a la que tuvo acceso Evangélico Digital por parte de fuentes confiables en Cuba, las autoridades estarían por quitarle la patria potestad de sus hijos a los pastores. Incluso la Fiscalía estaría por “llevarse los niños a la fuerza”, reveló la fuente que solicitó el anonimato por motivos de seguridad.

Esta misma fuente reveló que el teléfono del pastor Ramón está fuera de servicio y muy probablemente haya sido intervenido por las autoridades cubanas. Incluso la abuela de los niños -con quienes ellos permanecen- habría sido amenazada por la Fiscalía de que les quitarán a los menores a la fuerza si se niega a entregarlos.

Las autoridades supuestamente llevarían a los niños a una “Casa de la Patria” donde obligarían a los menores a estudiar según el programa del régimen comunista cubano. En Cuba las Casas de la Patria son lugares donde llevan a los niños cuyos padres están presos o murieron.

Ruth, hija de los pastores detenidos, permanece bajo custodia de su abuela.