Inicio Religión Mons. Barbaro llevó la bendición del Papa a los afectados por la...

Mons. Barbaro llevó la bendición del Papa a los afectados por la inundación

64
0

El obispo de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Barbaro, visitó las comunidades parroquiales afectadas por las recientes inundaciones, y llevó a sus pobladores la bendición del papa Francisco. Además, motivó a los sacerdotes y miembros de Cáritas a coordinar esfuerzos para aliviar el sufrimiento de la gente

El obispo de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña, monseñor Hugo Barbaro, visitó las comunidades afectadas por las torrenciales lluvias caídas en las últimas semanas. 

Además de Sáenz Peña, recorrió otras comunidades parroquiales que sufren el flagelo de las inundaciones. En General Pinedo se reunió con sacerdotes y fieles que coordinan tareas de ayuda que llegan hasta las localidades de Capdevilla y Gancedo; esta última limita al sur con la provincia de Santiago del Estero. 

En sus visitas, el obispo pudo interiorizarse de la labor que llevan adelante en la parroquia Asunción de María, de Hermoso Campo. Junto al párroco, los grupos parroquiales se organizan para asistir a los damnificados tanto de la zona urbana como rural. 

En la parroquia San Miguel Arcángel, de Las Breñas, además de la visita a algunas familias evacuadas, el obispo pudo escuchar la realidad compleja del campo: pérdida total de las cosechas y la muerte de gran parte de los animales. 

En todos los encuentros, monseñor Barbaro hizo mención de su reciente encuentro con el papa Francisco. El Santo Padre escuchó con atención la descripción de la delicada realidad chaqueña y se comprometió a rezar especialmente por todas las necesidades. Envió su bendición a todas las personas afectadas y motivó a fortalecer los trabajos solidarios. 

Desde las parroquias de los lugares afectados se organizan y acompañan actividades para asistir a las familias inundadas y que han sufrido notables pérdidas materiales. En ese marco, monseñor Barbaro motivó a los sacerdotes y a los respectivos grupos de Cáritas a coordinar esfuerzos para aliviar el sufrimiento de la gente.