Adicción: ¿Alguna vez la familia perdona y olvida?

Adicción: ¿Alguna vez la familia perdona y olvida?

53
0
Compartir

La adicción no es ajena a muchas familias. Más familias que nunca tienen que aprender de primera mano cuáles pueden ser algunos de los resultados de pesadilla del consumo de drogas. En el pasado el consumo solía ser únicamente de algunas pocas drogas entre ellas la marihuana, LSD, hongos y un poco de cocaína, la escena de las drogas en estos días es mucho mucho peor.

La escena es completamente diferente de lo que era antes y es mucho más mortal. Demasiados padres tienen que soportar el eterno dolor de perder a un niño por una sobredosis. Demasiadas madres están encontrando a sus hijos desplomados en el baño después de consumir tanto que cayeron inconscientes, y demasiados padres tienen que ir a rescatar a sus hijas de las calles mal iluminadas en las partes malas de la ciudad.

La realidad es que los padres están tan traumatizados por la adicción como el adicto, si no es que más. Mientras que un adicto nunca puede borrar de sus mentes los recuerdos de haber sido apuñalado, robado, golpeado o viendo a su mejor amigo tener una sobredosis, los padres nunca olvidarán las fiestas y las reuniones familiares que estaban absolutamente arruinadas, viendo a su hijo o hija asentir. en la mesa, y constantemente recayendo después del tratamiento. Los padres pasan por mucho con sus hijos adictos, pero ¿qué sucede después de que realmente se rehabilitan? ¿Alguna vez las familias perdonan y olvidan y solo siguen adelante con la vida?

La respuesta es no, nunca lo olvidan. Los padres de los adictos siempre mantendrán en el fondo de sus mentes el caos que causó la adicción de sus hijos. Recuerdan las noches sin dormir esperando que volvieran a casa y recuerdan que su corazón palpitaba en su pecho cada vez que escuchaban las sirenas de la ambulancia que pasaba cerca. Muchas personas que han estado sobrias y limpias durante mucho tiempo tienen a sus familiares aun con el recuerdo de su época cuando consumían drogas y posiblemente muchas de estas familias tengan en sus cabezas la opción de que su hijo recaiga y vuelva a consumir. Y eso es un hecho, siempre existe la posibilidad de volver a consumir drogas. Solo basta una mala decisión para tener una aguja en el brazo nuevamente y arruinar completamente sus vidas. Las cosas pueden cambiar en un instante y es por eso que es importante tener habilidades para la vida a fin de lidiar con los problemas del día a día.

Si bien las familias nunca olvidan lo que la adicción les quitó, sí las perdonan. Perdonan a su ser querido por robar sus joyas. Los perdonan por los argumentos de la noche y los perdonan por destrozar el auto. Mira, eso es lo maravilloso de la familia. Perdonan porque la sangre es más espesa que el agua y, al final del día, aman a la persona que en algún momento fue un adicto. Es por eso que es tan difícil para ellos sentarse y verlos continuamente autodestruirse a medida que se sumergen más y más en la adicción.

Para cualquier familia de un adicto, consigales ayuda de inmediato y ayudelos a ingresar a rehabilitación de adicciones antes de que sea demasiado tarde. Sé que lo que está pasando es duro, por decir lo menos, pero hay esperanza de recuperación. Si bien puede parecer que el mundo se está derrumbando sobre usted, una vez que su ser querido tenga una rehabilitación real, lograra ver la vida de una manera mejor y mas positiva.