La Familia Salesiana de todo el mundo celebra hoy la fiesta de...

La Familia Salesiana de todo el mundo celebra hoy la fiesta de Don Bosco, que sigue vivo con su mensaje de alegría a los jóvenes

26
0
Compartir

Todos los ambientes #salesianos del mundo celebramos hoy la fiesta de #DonBosco. 130 años después de su muerte su espíritu alegre y su mensaje de #esperanza a los #jóvenes sigue más vivo que nunca en los cinco continentes.

 

Hoy celebramos 130 años de la muerte de Don Bosco, pero su espíritu y, sobre todo, su mensaje siguen más vivos que nunca entre los jóvenes de los cinco continentes. “No con golpes, sino con amor” fue el revolucionario método de enseñanza que puso en práctica por primera vez un Día de la Inmaculada de 1841 cuando al joven Bartolomé Garelli le preguntó si sabía silbar y se lo ganó para siempre con un avemaría. Ahí empezó todo lo que festejamos hoy, con el Sistema Preventivo.

Don Bosco fue mucho más que un sacerdote que fundó una congregación: trabajó en multitud de oficios, escribió una treintena de libros y miles de cartas y fue el primero en defender los derechos de los niños, de los trabajadores y de las personas desde la perspectiva cristiana. De hecho es el patrono de multitud de trabajos, regiones y hasta países por su carisma y su entrega a los jóvenes más desfavorecidos “hasta su último aliento”, como él mismo decía.

Durante todo el mes de enero la figura de Don Bosco ha presidido todo tipo de iniciativas colegiales: concursos de todo tipo, competiciones deportivas, actividades solidarias, pero el fundador de los Salesianos es mucho más y su influencia y la celebración se extienden también a parroquias, centros juveniles, clubes deportivos, hogares, albergues, comedores, residencias, universidades, hospitales y hasta emisoras de radio… y no sólo de los Salesianos, sino también de otras ramas de la Familia Salesiana, que incluye Salesianas, ONG, plataformas sociales, fundaciones y, por supuestos, a los antiguos alumnos.

El sueño que tuvo a los 9 años, y que sólo supo interpretar su madre, mamá Margarita, marcó su vocación y fue el inicio de la realidad salesiana que alcanza hoy todo el mundo: “He aquí tu campo, he aquí donde tienes que trabajar. Hazte humilde, fuerte, robusto; y cuanto veas que ocurre ahora con estos animales feroces lo deberás hacer tú con mis hijos”, le dijo una mujer inmaculada. “Volví entonces la mirada y, en vez de animales feroces, aparecieron otros tantos mansos corderos que, saltando y balando, corrían todos alrededor como si festejaran al hombre aquel y a la señora”, narró después Don Bosco.

Años después, su espíritu misionero también tuvo su sueño: “Tira una línea desde Pekín a Santiago, haz centro en el corazón de África y tendrás una idea exacta de cuánto deben hacer los salesianos…” que hoy se ha traducido en más de 15.000 salesianos en 133 países del mundo repartidos en casi 2.000 presencias y que atienden a millones de personas cada día, especialmente en el ámbito de la educación y sobre todo a los más débiles, desfavorecidos y vulnerables.

El sistema de enseñanza de Don Bosco consistía en desarrollar el sentido de la responsabilidad, en suprimir la desobediencia, en saber apreciar los esfuerzos de los chicos y en una gran amistad. El “Padre y Maestro de la Juventud”, como lo bautizó san Juan Pablo II en 1989 sigue de actualidad y formando a “buenos cristianos y honrados ciudadanos” por todo el mundo y bajo la protección de la Virgen, María Auxiliadora.